Radioyentes 054 Los reportajes del A vivir que son dos días

Hoy en Radioyentes hablamos de los reportajes que Javier del Pino nos ha ido ofreciendo en su espacio de la Cadena Ser, A vivir que son dos días. Vidas Enterradas es una idea que a modo de reportajes radiofónicos rescata la vida y la muerte de personas asesinadas durante la Guerra Civil y el Franquismo, protagonistas de los que apenas se conservan algunas fotografías, pero cuyo recuerdo sigue vivo en sus hijos, en sus nietos, en sus bisnietos, y así ahora, después de décadas son ellos quienes rompen el silencio para narrar esas biografías.

Os dejamos el podcast para su audición, y la transcripción en modo texto, así como enlaces en el texto a las fuentes, ampliación, escucha y lectura íntegra.

Agradecimientos para:

José Antonio Laboreo de Radio Villegas

Sintonía: de Junior Menezes

 

Reportajes como el que grababan en La Lantejuela en Sevilla en el que rescataban la vida y la muerte de un grupo de jornaleros asesinados en 1936, en este pueblo que hoy tiene 4.000 habitantes, allí nació y murió Manuel España Gil que fue asesinado un 17 de septiembre de 1936 de madrugada junto a otros jornaleros, unos días antes de la entrada de los falangistas en el pueblo, Manuel apoyó públicamente al alcalde republicano elegido democráticamente en las urnas en 1933, en el reportaje Mari Carmen, su nieta, y otras personas nos ofrecen relatos sobre su vida y su muerte.

Muchas de las personas que han aceptado sentarse con el equipo de La Ser no vivieron lo que narran en primera persona, pero transmiten aquello que siendo niños les contaban sus abuelos o sus madres. Muchos de los protagonistas de estos relatos hace años que ya no están y nos invade la sensación de que llegamos tarde, y de que hemos dejado escapar la historia oral de muchos de estos lugares, marcados por la triste capacidad del ser humano para hacer daño a sus semejantes, pero para eso está la radio y el género del reportaje.

El acompañamiento psicosocial a las familias en procesos de exhumación de fosas, comunes fue el motivo de otro de los reportajes que rescata la vida y la muerte de algunos de los olvidados de la historia, pero no por las madres, los hermanos, los nietos y biznietos que durante décadas no han dejado de preguntarse por el destino de miles de personas que fueron un día arrancadas de sus hogares tras un golpe de estado, una guerra, y una larguísima dictadura.

El trabajo ha contado con la colaboración del fotoperiodista Gervasio Sánchez que ha trabajado para diferentes medios, aunque usualmente lo ha hecho como periodista independiente. Fruto de su labor ha conseguido diversos premios, protagonizando una polémica en la entrega de uno de ellos, el Ortega y Gasset de periodismo, a cuenta del discurso pronunciado al recogerlo, Del Pino habla con Gervasio sobre Vidas Enterradas.

A Vivir también rescataba en estos reportajes la vida y la muerte de Timoteo Mendieta Alcalá, asesinado el 15 de noviembre de 1939 en el cementerio civil de la ciudad de Guadalajara. Su hija, Ascensión Mendieta es un símbolo de la lucha y la dignidad de las víctimas del Franquismo, que en este país están rescatando del olvido a sus familiares, ella durante toda su vida luchó junto a su hermana Paz para recuperar los restos de su padre, aunque el muro de la desmemoria le impedía cumplir un sueño que ahora Conchi Cejudo nos refresca.

Ha tenido que pasar mucho tiempo para que los familiares de las víctimas de la represión comiencen a hablar y a buscar los restos ocultos de sus familiares, y el programa ha hablado con ellos para que compartan con nosotros sus recuerdos más difíciles, en una serie de reportajes de gran calidad que La Ser nos ha venido ofreciendo en el espacio de los fines de semana A vivir que son dos días que dirige Javier del Pino, que nos invita a aportar nuestro granito de arena para próximos reportajes, a modo de despedida de nuestro Radioyentes en el día de hoy

Fuente y ampliación Cadena Ser

Bookmark the permalink.

Comments are closed.