Háblame Sucio

Califica este post

Hablamos hoy de un podcast de Anjo Nava y Olivia Aguilar, sobre las cosas que se dicen en privado, sin tapujos ni censura. Un espacio para todos aquellos a los que hablar de sexo todavía les cuesta un poco y les resulta tabú. Anjo y Olivia se conocen hace años y desde siempre solían tener charlas semanales tan intensas, que un día decidieron que alguien más podría beneficiarse de ellas y comenzaron a grabarlas.

Así, sin más, nació ‘Háblame sucio’, el podcast de sexo que triunfa en México y Latinoamérica, y que sin tener a ninguna celebridad en su equipo, está entre los 10 más populares en Spotify y fue considerado uno de los mejores del 2018 en iTunes.

El primer episodio salió al aire el 19 de febrero de 2018 con un formato casual y cotidiano, y como un producto casero y espontáneo, en el que sin interpretar a ningún personaje, se sentaron para charlar como cualquier par de amigos en un bar.

Es una charla casual, con anécdotas propias o de terceros, que ejemplifica cómo debería ser una charla de sexo sin tapujos y diciendo las cosas como son. Eso sí, con su medida mesura y respeto.

En el mismo encontramos cuestiones como: las relaciones a distancia, la diferencia de las plataformas digitales para ligar, machismo, feminismo, placer, y su ya famosa sección “¿Y tú qué harías?”, donde se imaginan el uno al otro en situaciones específicas para ver cómo reaccionarían, todo esto y mucho más, forma parte de este gran programa.

Fuente y ampliación de la Información

COMO  MUESTRA UN BOTÓN

Episodio 1: ¿Para qué hablar de sexo?

 

Acá el primer piloto, LOL. Después de arduo trabajo tenemos nuestro panecito recién salido del horno para todos los que tengan la inquietud de desmitificar el sexo, las relaciones, la soltería, la vida en pareja. Empezamos con la compleja tarea del principio: en este episodio justificamos por qué y para qué hablar de sexo; qué implicaciones tiene no hablar y qué beneficios tiene compartir un poco de la intimidad. Pasamos de la basta o nula educación sexual hasta una anécdota del terror de una enfermedad de transmisión sexual.

TODOS

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.